Salud del bebé • Necesidad de líquidos en el lactante

SALUD DEL BEBÉ

Necesidad de líquidos en el lactante

Necesidad de líquidos en el lactante
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

6267 lecturas

Lecturas
11 / 07 / 2011

El agua es el elemento más abundante de nuestro organismo, representa entre la mitad y las cuatro quintas partes del peso corporal. Todos los procesos corporales que permiten la vida dependen del agua, que interviene en el transporte y en la asimilación de los nutrientes, en la distribución del oxígeno mediante la sangre, en la eliminación de las sustancias de deshecho mediante la orina y en la regulación de la temperatura mediante el sudor.

Los bebés necesitan un aporte de líquidos superior al de los adultos, alrededor de tres veces más.

Los niños tienen mayor proporción de líquido extracelular que los adultos, y el intercambio es mucho más rápido (1/2 en el lactante y 1/7 en el adulto). Por esta razón hay mayor riesgo de deshidratación.

Las necesidades del pequeño pueden aumentar debido a diferentes condiciones ambientales como el calor o la calefacción demasiado alta, condiciones fisiológicas como la respiración y la sudoración, y condiciones patológicas como la presencia de vómitos y de diarreas.

La principal fuente de líquidos del lactante es la leche, además del agua que el pequeño puede tomar entre las comidas. Más adelante, cuando se desteta, se empiezan a añadir papillas de frutas, que son alimentos ricos en agua y muy hidratantes.

A partir del quinto y sexto mes, el niño empieza a tomar mayor cantidad de agua

Se recomienda el consumo de aguas minerales, aunque se puede utilizar la del grifo, siempre que sea potable.

Las aguas minerales se embotellan tal cual salen del manantial. Entre otras ventajas, tienen una composición constante, que aparece en la etiqueta nutricional de la botella, están muy controladas desde el punto de vista higiénico por lo que garantizan una total esterilización y conservación y son bacteriológicamente puras, por lo que no es necesario hervirlas antes de su uso.

Estas aguas se clasifican en aguas de porcentaje bajo, de porcentaje medio y de porcentaje alto. Las primeras tienen un residuo fijo a 180 °C no superior a 0,2 gramos por litro, las segundas a 0,2 gramos por litro y 1 gramo por litro y las últimas, a 1 gramo por litro.

Se recomienda para la preparación de biberones las aguas minerales con un porcentaje bajo.

Las aguas también se clasifican en función de su contenido en sales en aguas saladas, sulfurosas, arsenicales, ferruginosas, bicarbonatadas y sulfatadas.

Escrito por: Red Mujer
Redmujer.com
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Necesidad de líquidos en el lactante El agua es el elemento más abundante de nuestro organismo, representa entre la mitad y las cuatro quintas partes del peso corporal. Todos los procesos corporales que permiten la vida dependen del agua, que interviene en el transporte y en la asimilación de los nutrientes, en la distribución del oxígeno mediante la sangre, en la eliminación de las sustancias de deshecho mediante la orina y en la regulación de la temperatura mediante el sudor.
5 1

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Salud del bebé • Necesidad de líquidos en el lactante