Salud del bebé • Las grasas en la alimentación infantil

SALUD DEL BEBÉ

Las grasas en la alimentación infantil

Las grasas en la alimentación infantil
Valora:
/
4.004.004.004.004.00
1 voto

0 comentarios añadidos

Comentarios

8122 lecturas

Lecturas
03 / 06 / 2011

En la alimentación, los aceites vegetales (aceite de oliva y de semillas) y las grasas (mantequilla, margarina, tocino, etc.) son la principal fuente de lípidos.

El aceite de oliva se extrae de la oliva o aceituna, fruto del olivo. Desde del punto de vista nutricional, los mejores aceites son los que se obtienen por presión en frío, ya que el prensado en caliente y el refinado, reducen el contenido de sustancias que confieren al aceite su sabor, aroma, color y muchas de sus propiedades saludables como la vitamina E, los beta-carotenos y los fitosteroles. El ácido oleico contribuye a normalizar los niveles sanguíneos de colesterol, aumentando los niveles en sangre del HDL-colesterol o colesterol bueno. Por otro lado, la vitamina E y el ácido oleico, evitan la oxidación de las lipoproteínas  transportadoras en sangre del colesterol que se asocian con el desarrollo de diferentes enfermedades cardiovasculares y de otras sustancias relacionadas con la aparición de algunos tipos de cáncer.

Entre los aceites de semillas destacan el aceite de maíz y el de girasol. Este último está constituido fundamentalmente por ácidos grasos poliinsaturados como el ácido linoleico y el ácido linolénico, esenciales para nuestro organismo y que se deben proporcionar diariamente a través de los alimentos, ya que no pueden ser sintetizados por nuestro cuerpo. Además, aporta vitamina E y grasa monoinsaturada en forma de ácido oleico, pero en menor cantidad que el presente en la composición del aceite de oliva.

La mantequilla se obtiene mediante el batido y amasado de la nata de la leche. A diferencia de los aceites vegetales, es rica en grasas saturadas y colesterol.

Dado que la mayor parte de la mantequilla es grasa láctea, tiene un contenido importante en vitaminas liposolubles como las vitaminas A y D.

Las margarinas son grasas semisólidas con aspecto similar a la mantequilla que se  obtienen a través de procedimientos industriales mediante grasas insaturadas de origen vegetal (margarina 100% vegetal) o bien a partir de grasas de origen animal y vegetal mezcladas (margarinas mixtas).

En la alimentación infantil las grasas y los aceites vegetales se pueden empezar a suministrar en el mismo momento del destete, solamente crudos y en cantidades de 1-2 cucharaditas como condimento de papillas y sopas. Con el paso del tiempo se podrán cocer ligeramente, y hasta los tres años no se recomienda introducir los fritos.

La cantidad diaria de ingesta de grasas de un niño a partir de los 12 meses debe estar formada por dos tercios de aceites vegetales y un tercio de grasas animales.

Escrito por: Red Mujer
Redmujer.com
Valora:
/
4.004.004.004.004.00
1 voto

COMENTARIOS

más relacionados...
Las grasas en la alimentación infantil En la alimentación, los aceites vegetales (aceite de oliva y de semillas) y las grasas (mantequilla, margarina, tocino, etc.) son la principal fuente de lípidos.
4.00 1

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Salud del bebé • Las grasas en la alimentación infantil