Lactancia • Normas higiénicas para la lactancia artificial. La preparación del biberón

LACTANCIA

Normas higiénicas para la lactancia artificial. La preparación del biberón

Normas higiénicas para la lactancia artificial. La preparación del biberón
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
1 voto

0 comentarios añadidos

Comentarios

10632 lecturas

Lecturas
18 / 05 / 2011

Lo más importante para evitar infecciones por mala higiene en la alimentación artificial es el uso de biberones y tetinas totalmente esterilizados.

Hay dos maneras de hacerlo, en caliente y en frío. De la primera forma hay que hervirlos en agua durante diez o quince minutos (la tetina, cinco minutos), y de la segunda, hay que sumergir el biberón y la tetina en un recipiente con cierta cantidad de agua y una sustancia química que tiene este fin, manteniéndolos sumergidos durante una hora y media (el agua se cambia cada veinticuatro horas).

Otro paso esencial para una buena higiene a la hora de preparar el biberón es lavarse las manos antes de comenzar con jabón, sobretodo si antes se ha estado manipulando comida, basura, pañales sucios, dinero, productos de limpieza, animales domésticos, etc.

Para preparar el biberón hay que seguir los siguientes pasos.

  • 1. Calcular el agua del biberón y los cazos de leche en polvo necesarios, teniendo en cuenta que siempre pondremos treinta mililitros de agua por cada cazo de leche en polvo (treinta mililitros de agua, un cacito de leche en polvo; sesenta mililitros de agua, dos cacitos,…).
  • 2. Hervir el agua poco tiempo, nunca más de diez minutos, y dejar enfriar.
  • 3. A la hora de realizar el cálculo de la leche que debe tomar el lactante, hay que tener en cuenta que las cifras señaladas en los botes de leche artificial son sólo orientativas. Siempre hay que seguir las indicaciones del pediatra en función del peso del pequeño y de su ritmo de crecimiento. No hay que obligar a tomar más cantidad de leche de la que el pequeño quiere sino, habrá regurgitaciones.
  • 4. Calentar el agua. Si, por cualquier razón, existe alguna duda acerca de las condiciones sanitarias del agua corriente es necesario recurrir al agua mineral embotellada o proceder a hervir el agua del grifo durante cinco minutos.
  • 5. Verter la cantidad de agua que se ha calculado al biberón (éste está graduado y facilita la medición del agua).
  • 6. Echar los cazos de leche (rasos, sin monte y sin presionar o comprimir el polvo). Si se coloca menos cantidad hay riesgo de desnutrición, si se coloca más cantidad hay riesgo de sobrealimentación.
  • 7. Agitar el contenido del biberón hasta que la leche en polvo se disuelva bien, sin grumos. Para comprobar la temperatura la madre debe dejar caer unas gotas de leche sobre el dorso de la mano.
  • 8. Ofrecer el biberón al bebé, teniendo la precaución de que la tetina esté siempre llena de leche y no contenga aire. De esta forma se disminuyen los cólicos del lactante.
  • 9. A mitad de la toma se puede hacer un pequeño descanso, aprovechando para que el bebé eructe.
  • 10. Tras terminar la toma, lavar el biberón y la tetina con agua y jabón.
Escrito por: Red Mujer
Redmujer.com
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
1 voto

COMENTARIOS

más relacionados...
Normas higiénicas para la lactancia artificial. La preparación del biberón Lo más importante para evitar infecciones por mala higiene en la alimentación artificial es el uso de biberones y tetinas totalmente esterilizados.
5.00 1

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Lactancia • Normas higiénicas para la lactancia artificial. La preparación del biberón