Crecimiento • Las primeras papillas

CRECIMIENTO

Las primeras papillas

Las primeras papillas
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

5805 lecturas

Lecturas
18 / 05 / 2011

Entre los cuatro (si el pequeño se alimentaba a través de alimentación artificial) y los seis meses (si se alimentaba de forma exclusiva con leche materna) la mayoría de los bebés ya están preparados fisiológica y psicológicamente para empezar a consumir alimentos de textura triturada, muy líquida y sin presencia de grumos, que se podrá ir espesando con el paso de las semanas.

Las primeras papillas podrán incluir cereales sin gluten, algunas frutas y algunas verduras.

Hasta los seis meses los únicos cereales que tolera el bebé son los que no contienen gluten, el maíz y el arroz. Algunos preparados incorporan también tapioca (la sémola de maíz y la tapioca se pueden agregar a las preparaciones con verduras).

Los demás cereales como la avena, el trigo, el centeno o la cebada se deben excluir de la dieta del pequeño hasta más adelante por su contenido en gluten. De hacerlo tan pronto aumentaríamos el riesgo de intolerancia o enfermedad celíaca.

Al principio se introducen pequeñas cantidades, una o dos cucharadas en una de las tomas de leche, y luego en dos. Con el tiempo se irá aumentando de forma gradual hasta llegar a las cuatro cucharadas en cada una de estas tomas a los nueve meses.

A partir de los cinco meses se pueden ofrecer al pequeño papillas de frutas como la manzana, la pera, el plátano chafado y la naranja. Estos alimentos aportarán gran cantidad de vitamina C y ayudarán a combatir, junto a las verduras, el estreñimiento que padecen muchos lactantes. Las piezas deben ser maduras, estar lavadas y sin piel. Más adelante se podrán introducir las frutas exóticas y las bayas (fresas, moras, frambuesas) ya que pueden provocar alergias en niños tan pequeños. Siempre que el niño prueba alguna fruta y no le gusta su sabor hay que esperar dos semanas para volver a intentar que la pruebe, sin esforzarlo.

Entre los cinco y los seis meses se pueden empezar a añadir algunas verduras como la zanahoria, la judía verde y la cebolla, hervidas y trituradas con patata hervida. También se pueden preparar purés con cereales sin gluten como la sémola de arroz, la sémola de maíz y la tapioca. Una vez toleradas estas se pueden ir añadiendo otras como la calabaza, el calabacín, el puerro y las acelgas.

Las papillas se pueden dar trituradas directamente con cuchara adaptada o bien mezcladas en el biberón de leche (es preferible la primera opción para que el pequeño se vaya acostumbrando a usar cubiertos).

En las papillas se puede introducir aceite de oliva o de semillas crudo, en las papillas de verduras. Con una cucharita de postre al día ya tiene suficiente.

No se debe introducir en las primeras papillas ni azúcar ni sal, ni alimentos como la leche de vaca o derivados como los yogures o los quesos, los pescados y sus derivados, las carnes y sus derivados, los huevos y los frutos secos.

Escrito por: Red Mujer
Redmujer.com
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Las primeras papillas Entre los cuatro (si el pequeño se alimentaba a través de alimentación artificial) y los seis meses (si se alimentaba de forma exclusiva con leche materna) la mayoría de los bebés ya están preparados fisiológica y psicológicamente para empezar a consumir alimentos de textura triturada, muy líquida y sin presencia de grumos, que se podrá ir espesando con el paso de las semanas.
5 1

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Crecimiento • Las primeras papillas